La regla de los 90 días. Extranjeros en España.

Uno de los puntos claves para trazar una buena estrategia en cuanto a permiso de residencia y que, además, nos permite contar con un buen número de opciones respecto a establecernos en España con una autorización por parte de la Oficina de Extranjería, es entender correctamente en qué consiste el periodo de estancia que un extranjero dispone desde que entra a España.

Así pues, el artículo 28 del Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, viene a definir esta situación de estancia en España. Cuando un extranjero entra en territorio español, mediando o no visado dependiendo del país desde donde ha viajado el extranjero, dispone de un periodo de 90 días de estancia. Esto se puede definir como un periodo de permanencia temporal en territorio español en el que le ley entiende que es suficiente para diferentes planes que pueda tener una persona en España sin que implique trasladar su residencia aquí. Por ejemplo, visitar a un familiar o hacer turismo.

¿Qué pasa si permanezco en España más del tiempo permitido de 90 días?

Pasados estos 90 días automáticamente se considerará al extranjero como una persona en situación irregular en España puesto que no tiene un permiso de residencia concedido por la Oficina de Extranjería. Es este el motivo por el cual resulta sumamente importante que, si la intención del extranjero es vivir en España por más de ese periodo o cambiar su residencia, se intente buscar asesoramiento. Esto se debe a que antes de vencer los 90 días de estancia, al no encontrarse en situación irregular, hay diferentes permisos de residencia que en algunos casos se pueden usar para poder regularizar la situación.

Al trascurrir los 90 días, el ordenamiento jurídico español considera que se ha infringido la normativa en vigor y, a partir de ese momento, prácticamente la mayoría de permisos de residencia dejan de estar disponibles al requerir gran parte de ellos que el extranjero no se encuentre en situación irregular. A partir de ese momento, España, que es plenamente conocedora de que hay una gran parte de extranjeros en situación irregular, establece un sistema para regularizar esta situación a través de los arraigos. Sin embargo, la nota común a casi todos ellos es que va a exigir un periodo de residencia continuada en España de entre 2 y 3 años en los que, aun teniendo oferta de contrato de trabajo, no vamos a poder regularizar la situación.

Por ello es importante asesorarse antes de que finalice ese periodo de estancia de 90 días.

¿Puedo ir a otro país desde España?

La respuesta es sí. El permiso de estancia de 90 días garantiza poder entrar y permanecer en España durante ese periodo. España forma parte del Espacio Schengen que puede definirse como un área de territorio europeo compuesto por 27 países en los cuales existe la libre circulación de personas y mercancía.

Esto hace que un extranjero que entra a España o a cualquier país perteneciente a este sistema pueda viajar entre estos países dentro de los 90 días sin que exista impedimento alguno. Por ejemplo, puedo viajar a España, permanecer un mes y luego seguir viajando por Francia y viceversa.

Lo realmente importante en esta situación es que nunca sobrepasemos esos 90 días de estancia o, de sobrepasarlos, gocemos del correspondiente permiso de residencia.

¿Puedo prorrogar mi estancia?

Sí, es posible prorrogar mi estancia en España por un periodo superior a 90 días ya sea con visado previo o sin visado. España reconoce el derecho del extranjero que se encuentre en España a ampliar su periodo de estancia por otros 90 días más como máximo.

Sin embargo, para poder solicitar la prórroga de esta estancia, el Reglamento de Extranjería exige una serie de requisitos. Además de contar con medios económicos suficientes para costearse esa estancia, un seguro sanitario privado y garantías de regreso como puede ser un nuevo billete de avión, España exige que esa ampliación esté justificada por motivos extraordinarios y ajenos a la voluntad del extranjero.

Este motivo extraordinario tiene que estar debidamente justificado ante las autoridades españolas para que éstas concedan la prórroga, siendo inviable solicitar la prórroga por motivos generales o simplemente querer permanecer más tiempo en el país. Por ejemplo, imaginemos que en nuestro hotel se ha producido un robo, hemos tenido que denunciar los hechos y se ha abierto un procedimiento penal rápido que hace necesario que permanezcamos más tiempo en España o, por ejemplo, si antes de que finalice el periodo de estancia enfermamos y necesitamos recuperarnos antes de viajar.

¿Puedo irme antes de los 90 días y volver?

La normativa de extranjería establece que el periodo de estancia en España deberá ser como máximo de 90 días dentro de un periodo de 180 días. Es decir, el extranjero puede entrar y salir de territorio español siempre que en un cómputo de 180 días no sobrepase los 90.

Para proceder al cálculo de días hay que contabilizar 180 días hacia atrás desde la fecha de salida de territorio de Espacio Schengen y contabilizar el tiempo que se ha permanecido en este territorio. Si aún no se ha alcanzado los 90 días en esos 180 días hacia atrás, no habría ningún problema a la hora de volver a viajar de nuevo.

Blog

Artículos recientes